+34 660195546 / 687424616
Mañanas: 10:00 - 13:30 Tardes: 16:30 - 19:30

5 consejos para reengancharte a la rutina con una sonrisa

Algunos lo llaman el lunes de los meses, para otros es el regreso a la rutina e incluso hay personas que desean cortar la página del mes en su calendario desde el mismo día uno. Septiembre es un mes que agrada a muy poca gente porque nos obliga a aterrizar en el mar de responsabilidades, preocupaciones y horarios de los que nos habíamos alejado en el verano. En septiembre ya no valen escusas, ni escapadas, o tardes de relax, es el momento de cambiar el chip y, como decían aquellos famosos anuncios de hace años, toca “volver a empezar otra vez”.

Este cambio de hábitos afecta a nuestro estado de ánimo e, incluso, en algunos casos puede canalizarse a través de la depresión postvacacional, que afecta casi al 40% de las personas. Para evitar estos síntomas y disfrutar de un dulce tránsito de las vacaciones al trabajo, no descartes ninguno de los consejos que te presentamos a continuación.

  • Incorpórate poco a poco a la rutina: retrasar mucho las vacaciones tiene un peligro claro: que se te junte el final con la vuelta al trabajo. Intenta evitar esta situación porque lo más beneficioso a nivel anímico es que, tras el periodo de desactivación propio de las mañanas de playa y las tardes de siesta, dejes unos días para mentalizarte y acostumbrar tu cuerpo a los horarios de siempre. Saltarte este paso podría impedirte coger el ritmo de trabajo adecuado en el inicio del nuevo curso.
  • Evita la acumulación de trabajo al comienzo: ver desde el primer día una montaña de papeles no es el mejor reencuentro con tu versión más trabajadora. Intenta hacer todo lo que esté en tu mano para posponer los compromisos menos urgentes y solventar poco a poco las tareas menos agradables. De este modo, conseguirás un arranque más apaciguado y paulatino.
  • Ponte en buena forma: relajarte, estar positivo, ser feliz… practicar deporte tiene unos beneficios claros y por todos conocidos pero ¿por qué no aprovechas esas virtudes en tu momento de mayor flaqueza emocional? Trata de compaginar el trabajo con unos minutos de ejercicio diario y descubrirás una forma práctica de liberar estrés y conseguir la fuerza que necesitas.
  • Aliméntate pensando en subir el ánimo: estar bien hidratado resulta fundamental para el rendimiento intelectual, por lo que debes recurrir más a menudo a la botella de agua mineral y aumentar tus dosis de hidratos de carbono y proteínas. También ten en cuenta alimentos que ayuden a producir más serotonina, como la fruta, el chocolate o los frutos secos.
  • Conserva los momentos para el ocio típicos del verano: habitualmente cometemos el error de magnificar el cambio que supone volver al trabajo o a los estudios. Pensamos que todo tiene que cambiar y que debemos renunciar a algunas de las actividades que realizamos en verano. Ese es el fallo, puesto que precisamente mantener esas costumbres y aplicarlas a nuestra rutina de todo el año puede ser el antidepresivo más fiable.

Recuerda que aunque el verano diga adiós hasta el próximo año, lo mejor de él puede quedarse para siempre. Procura encontrar tiempo para ti y evita que el trabajo vuelva a arrebatarte tus momentos más divertidos. Esa será la fórmula más efectiva para que no pierdas la sonrisa e, incluso, para que te hagas inmune a los peligrosos efectos del mes menos esperado del año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies