+34 660195546 / 687424616
Mañanas: 10:00 - 13:30 Tardes: 16:30 - 19:30

En tu próximo evento no te olvides de la música

Nunca sobra, aunque a veces no la necesites. Lo cierto es que nos transforma. A veces nos conmueve y otras saca nuestro lado más cañero. Se trata, como no, de la música. Y si de estimular los sentidos va la cosa mejor no te olvides de ella, porque está demostrado que cualquier sintonía puede ser buena para acompañar un momento de reunión y amenizarlo.

Probablemente, hasta ahora no lo habías pensado, pero si visualizas la finalidad que tendrán tus eventos descubrirás el tipo de música adecuado para cada situación. Las ventajas de hacerlo son numerosas. Si quieres ganarte a los asistentes y generar un impacto favorable en su comportamiento no te pierdas los siguientes trucos.

  • Una canción para cada recuerdo: ante un público exigente, mejor ir a lo seguro. Muchos momentos llevan asociados una canción. Recuerdos empolvados que siempre han traído consigo buenas historias que contar y que tienes la oportunidad de sacar a la luz de nuevo. Toda experiencia grata merece ser recordada: aquella canción que marcó vuestro viaje, la que podría considerarse el “himno” de vuestra empresa…
  • Interioriza mediante la música: seguro que utilizaste muchas veces el viejo truco de estudiarte los apuntes de clase con una canción pegadiza. Esto no es solo un método para evitarte un suspenso. La música puede llevar mensajes implícitos y estos pueden ser más fácilmente asimilables con un buen ritmo de por medio. Si tienes un mensaje importante que transmitir no dudes en emplear el lenguaje más universal: el de la música.
  • La música es colaboración: en el evento que hayas organizado habrá personas de todo tipo y algunas de ellas, aunque ni lo sepas, puede que toquen o hayan tocado algún instrumento. Tan solo tienes que desvelar esa habilidad oculta entre tus invitados y animarles a “dar la nota”. De esta forma fomentarás la unidad de una manera más que divertida.
  • Amansa a las fieras…: Sí, eso es lo que dice el clásico refrán. Y como sabio que es, el refranero popular no se suele equivocar. Si estás pensando en organizar una reunión de empresa en la que ande suelta alguna de esas “fieras” será mejor que la música sea tu aliada. Busca temas que generen buenas vibraciones en el ambiente, agradables y sutiles para que vayan calando y volviendo más apacible el contexto.
  • Sin música no hay movimiento: Normalmente descuidamos este aspecto. ¿Te has parado a pensar la cantidad de tiempo que mantenemos la misma postura siempre que vamos a una comida o a una conferencia? Intenta dar alternativas mediante la música. Tan poco es cuestión de que todo el mundo se ponga a mover el esqueleto pero seguro que más de uno empezará a marcar el compás. Lo hacemos casi de manera inconsciente y por eso es una estrategia efectiva.

Se trate de un evento serio, divertido, institucional o informal, será mejor que lo acompañes en algún momento con música. Todo sea por sacar sonrisas y algún baile involuntario, pero también porque, como decía Friedrich Nietzsche, “sin música la vida es un error”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies